MASAJE TÁNTRICO

Entendiendo que el cuerpo es el templo de la divinidad

 Desde la perspectiva tántrica, la unión sexual es un primer escalón en el camino hacia la unidad cósmica con lo divino, una representación a pequeña escala de la ley de atracción del Universo y, más concretamente, una réplica humana del abrazo erótico de la diosa Shakty y el dios Shiva. La unidad del hombre y la mujer, del Shiva que todo hombre lleva en su interior y de la Shakty que toda mujer tiene adentro, es la búsqueda central del Tantra. El ritual sexual del maithuna es la representación terrenal de la fusión que existe entre estos dos dioses en el plano trascendental y el propósito de la unión sexual humana es lograr la dicha innata de lo divino. Por eso, en el tantrismo el cuerpo –tanto el propio como el de la pareja– es morada de la esencia divina y como tal debe tratarse: con respeto y atención, con delectación y amor, con adoración y, tal como explicitaremos en el siguiente punto, con tiempo.

 

Con tiempo

Nada más alejado de la concepción tántrica del sexo que el apuro y la prisa. El sagrado ritual del maithuna requiere de horas al servicio del placer en un proceso tan lento y moroso como gratificante. Las técnicas para retardar la eyaculación son, por supuesto, una ayuda de primer orden para que esto sea posible. Pero no se trata solamente de eso. En el sexo tántrico la penetración es un paso más –y no un objetivo a lograr– en un hermoso camino sensual sembrado de caricias, besos, palabras, olores, sensaciones y alimentos y bebidas para reponer energías y fluidos.

El masaje erótico

El contacto corporal, sensual y amoroso cotidiano es de una importancia capital desde la perspectiva tántrica. En esos momentos “intermedios” (que de ninguna manera deben concluir inevitablemente en un coito si la pareja no lo desea) los masajes cumplen una función trascendental, ya que permiten despertar y desbloquear las sensaciones corporales y la energía trabada en uno o varios puntos del organismo, al tiempo que generan un tipo muy particular de comunicación entre la pareja basada en el servicio y el placer físico no necesariamente erótico. Estos intercambios generados por los masajes están destinados principalmente a relajar y estimular el flujo energético entre los amantes y a estimular día a día la capacidad de dar y de disfrutar en el maithuna de una manera infinitamente más satisfactoria y profunda.

La pareja en el masaje

Para que una pajera pueda prodigarse mutuamente sesiones de masaje tántrico y lo pueda hacer con plenitud, debe cumplir con ciertas normas o requisitos, ya que de nada valdrá una sesión de masajes dada o recibida a las apuradas y con la concentración colocada, por ejemplo, en problemas económicos.

El miembro de la pareja que ocupa el rol activo (o sea, dar el masaje) deberá.

Liberar su mente de cualquier pensamiento o deseo que concierna a su propia gratificaciónsexual.

Centrarse exclusivamente en el poder terapéutico de susmanos.

Dejar de lado las preocupaciones, cualquiera sea el índole de estas : el masaje requiere de un constante “estar aquí yahora”.

Dirigir la intención y la atención solamente al servicio de la curación y elplacer.

Tener en cuenta que, cuanto más se relaje interior y físicamente quien da el masaje, mayor será el flujo de energías curativas y armonizadoras que se trasladarán a quien lorecibe.

Sincronizar la respiración con la de supareja.

A su vez, el miembro de la pareja que ocupa el lugar pasivo, o sea, que recibe el masaje, deberá:

Disponerse a aceptar y a disfrutar del placer que su pareja le procura, sin pensar que está yendo hacia una meta u objetivo, sobre todo de caráctersexual.

Descansar a la mente y librarse de toda preocupación o pensamiento ajeno almomento.

Avisar si algún movimiento o estímulo le resulta incómodo o desagradable, de modo tal de no continuar conél.

Postura conveniente

Una posición adecuada –para ambos miembros de la sesión de masajes– resulta fundamental a los fines de ayudar a la relajación y el libre intercambio de energía.

Quien tome el rol pasivo deberá acostarse (boca arriba o boca abajo, dependiendo del tipo de masaje) y respirar de manera profunda y acompasada.

El miembro de la pareja que asuma el rol activo deberá estar sentado de manera tal que quede por sobre su pareja y pueda mover sus manos libremente y sin tensionarse.

Las cuatro posiciones básicas de las manos

Las cuatro posiciones de las manos durante el masaje hacen posible que éste resulte completo. Cada una de estas posturas conlleva flujos de energía diferentes y, por lo tanto, tiene distintos efectos sobre el cuerpo de la pareja. Es fundamental tener en cuenta que, cualquiera sea la posición elegida para una determinada etapa del masaje, los dedos y las manos deben estar siempre relajados y operar de manera ligera. Nunca se debe perder de vista que no se trata de prácticas kinesiológicas, sino de una serie de masajes tendiente a la armonía física y espiritual y a desbloquear zonas del cuerpo que se encuentran energéticamente obstruidas (parcial o totalmente) con el fin de facilitar el posterior goce erótico. Por ello, no es recomendable una presión excesiva y sí, un tacto suave. Se trata, para decirlo a través de una metáfora, de “seducir y atraer” la energía, más que de forzarla

 

1. Percusión

Se cierran los puños sin hacer fuerza y, alternando las manos, se los deja caer repetidas veces y de manera rítmica sobre el área corporal sobre la que se está operando. Tiene la capacidad de estimular la energía rápidamente.

 

2. Manipulación con la manoextendida

En esta modalidad, se extiende la mano con los dedos estirados, de palma al masajeado, y se recorre una parte determinada del cuerpo. Puede hacerse en línea recta, de manera circular o a través de una combinatoria de ambos tipos de trayectoria. Sirve para impulsar la energía a través del cuerpo, pero de manera más lenta y menos potente que la modalidad anterior.

 

3. Manipulación con eldedo

En este caso, puede utilizarse la yema del dedo índice, mayor o anular. Los otros dedos no están “prohibidos”, pero suponen más dificultad al procedimiento y se corre más riesgo de tensionar a quien que prodiga el masaje. Al igual que en la modalidad anterior, tiene la capacidad de movilizar la energía, pero lo hace de manera extremadamente sutil.

 

4. Estiramiento

Se utiliza principalmente para recorrer los costados del cuerpo y consiste en operar con las manos a modo de pinzas: el pulgar en el lado superior y la palma y las yemas del resto de los dedos, en contacto con el lado inferior del cuerpo de la pareja. Tiene un efecto similar que el masaje con la mano extendida.

El orden de los masajes

Durante la fase inicial, lo más conveniente es trabajar sobre la espalda, motivo por el cual suele conocerse a esta etapa como secuencia dorsal. La causa de comenzar por esta zona estriba en que para quien recibe los estímulos suele ser menos amenazador que un masaje en la parte frontal del cuerpo y, por esa razón, resulta más fácil acceder a su campo energético. El trabajo sobre esta zona tiene un fuerte efecto estimulante sobre la energía sexual.

 

La segunda etapa se centra en la parte anterior del cuerpo y resulta más estimulante, tanto para quien la da como para quien la recibe. Se denomina secuencia frontal.

 

La sesión debe concluir con un breve masaje que se concentra en el rostro. El objetivo de esta fase es estabilizar la energía del cuerpo y preparar el regreso de la persona que recibe a un estado de consciencia normal.

 

Aceites esenciale

Incorporar aceite en el masaje facilita notablemente la tarea para el miembro de la pareja que la realiza y aumenta el placer de quien lo recibe. Si, además, se utiliza algún aceite esencial con propiedades afrodisíacas aumenta, por supuesto, el grado de estimulación erótica. Las fragancias más recomendables al respecto son:Canela, Ylang-Ylang, Jazmín, Cedro, Sándalo, Vainilla y Patchouli. Consejos

 

Para que los masajes actúen de manera óptima se recomienda:

Tomar un baño tibio con anterioridad. Si bien cualquiera de ellos actuará benéficamente, la mejor opción la constituye, sin duda, un baño de inmersión de –por lo menos– veinte minutos donde se habrán disuelto unas gotas de algún aceite esencial (sándalo, lavanda, rosa,etcétera).

Calentar las manos antes de comenzar, especialmente el miembro de la pareja que cumple con el rol activo, esto es, el que efectúa los masajes. Para ello, puede optarse por lavarse las manos con anterioridad o, por frotar las palmas una contra otra hasta que adquieran la temperaturaadecuada.

Tener siempre las uñas limpias y convenientementecortadas.

Ejercer cada presión en una atmósfera de relajación y receptividadabsolutas.

Caldear la habitación, de manera tal de evitar los desagradables y nocivos efectos delfrío.

Digitopuntura sexual

Se conoce con el nombre de digitopuntura a la técnica que consiste en presionar con los dedos sobre puntos precisos para, de esa manera, obtener determinados efectos. La causa de ello radica en que la presión ejercida actúa sobre las regulaciones energéticas y, como consecuencia, elimina las tensiones generadas por un exceso de energía y, al mismo tiempo, colma los déficits energéticos correspondientes a los vacíos.

 

Los efectos producidos por la implementación de la digitopuntura pueden ser de muy diversa índole (terapeútica, relajante, etcétera) pero en este volumen nos ocuparemos estrictamente de aquellos puntos que operan sobre la sexualidad, esto es, que permiten incrementar el flujo y el poder de la energía Kundalini y que, por lo tanto, potencian la excitación sexual y las capacidades físicas que exigen las proezas eróticas. El conocer y accionar sobre estos verdaderos “puntos de placer”permite liberar energías amatorias desconocidas.

 

En materia de sexualidad, la digitopuntura consiste en establecer una comunicación entre los dos miembros de la pareja. A partir de una selección de unas zonas determinadas y avaladas por siglos (y hasta milenios) de experiencia, esta técnica no consiste en estimular directamente las regiones de placer (o sea, las zonas erógenas) sino que

 

ayuda a crear una verdadera atmósfera corporal en la que simples presiones de puntos relativamente pequeños logran generar una vibración energética tal de manera que comiencen a producirse ondas de estimulación erótica.

Los puntos eróticos de la digitopuntura

1.  Dos puntos simétricos en los laterales de lanariz.

2.  El sector entre la parte inferior de la unión de las ventanas nasales y el centro de la zona superior del labio dearriba.

3.  Entre el pubis y el ombligo a unos tres dedos de ésteúltimo.

4.  Cuatro puntos distintos sobre la línea horizontal en la zona por encima delpubis.

5.  Un dedo por encima de la zonaanterior.

6.  La punta del segundo dedo del pieizquierdo.

7.  Entre la tercera y la cuarta vértebra lumbar, un centímetro por encima del principio del pliegue de losglúteos.

8.  Un centímetro por encima del punto anterio.

9-  Línea vertical de puntos sobre elsacro.

10. Línea en V que aglutina los puntos sobre los glúteos.

Los fluidos del amor

Desde que comienza el juego amoroso (los primeros besos y caricias) y hasta su finalización, tanto el cuerpo de la mujer como el del hombre expulsan una serie de fluidos que el tantrismo considera sagrados, una suerte de néctar de los dioses. Básicamente, pueden dividirse en dos grupos: aquellos tendientes a lubricar los genitales y los que se expelen como resultado del orgasmo.

La lubrificación femenina

Para que el maithuna se desarrolle en todo su esplendor, para que las energías eróticas puestas en juego en él alcancen la maravilla de la que son posibles, es sumamente importante que exista una lubrificación previa a cualquier intento de penetración. ¿Dónde y de qué manera se origina este flujo lubricante? Una buena parte de la lubrificación natural del yoni está asegurada por el aumento de la secreción fisiológica habitual de las glándulas de Bartholin. Estas glándulas emanan una secreción clara, líquida y un tanto viscosa. Cuando este fluido se presenta en cantidad suficiente, constituye un excelente lubrificante natural con varias ventajas: no provoca la menor irritación, posee un gran poder deslizante y no disminuye la sensibilidad masculina ni femenina.

 

Otra fuente de lubrificación son las glándulas del cuello del útero, extremidad de la matriz que emerge en el fondo del yoni. Si bien no participan de la lubricación tanto como las glándulas anteriores, segregan un líquido viscoso que toma parte en el proceso.

 

Por último, pero no por ello menos importante, se producen las reacciones de humidificación de la excitación sexual, conocidas con el nombre de “trasudación vaginal” que consiste en un líquido ácido, de color claro y lechoso.

La lubrificación masculina

Durante la fase de excitación sexual, antes de la eyaculación, el hombre segrega unas gotas de un fluido que aparece en la punta del lingam. Se trata del llamado líquido preseminal, tiene una consistencia bastante similar al líquido de lubrificación femenino y es producido por las glándulas de Cowper, que se encuentran a cada lado de la uretra. Si bien es bastante similar al lubricante femenino, debido a su escasa cantidad, suele resultar insuficiente.

La lubrificación artificial

En ciertos estados de la constitución femenina (menopausia, edad avanzada, mujeres demasiado lentas en excitarse) el yoni no se encuentra lo suficientemente lubricado para efectuar la penetración, con lo cual se hace necesario y deseable incrementar la lubricación natural con lubricantes de tipo artificial. Pero... ¡atención! Sólo se debe recurrir a ellos cuando han fracasado todos los intentos de estimulación del sistema lubricante natural. Además, cuando tras los preliminares, la lubrificación femenina no es suficiente, se impone cuestionar la naturaleza de las relaciones hasta ese momento: ¿Por qué no han surtido efecto los besos y caricias?, ¿Hay alguna zona erógena que no ha recibido la suficiente estimulación?, ¿Existe un problema de algún otro tipo (emocional, por ejemplo) que bloquea el desarrollo de la excitación sexual?

 

Volviendo al tema de la lubrificación artificial, en primer lugar resulta de importancia capital la elección del producto a emplear.

Antiguamente se utilizaba cualquier tipo de sustancia grasa de origen animal o mineral que se tuviera a mano, lo cual generaba no pocas veces irritaciones y hasta problemas de salud de más envergadura. La manteca y la vaselina también cumplieron su papel al respecto y lo hicieron (y, de hecho, lo hacen) muy bien ya que además de resultar eficaces, no producen ningún tipo de irritación. Su desventaja reside en que suelen dejar manchas sobre la ropa de cama.

 

En la actualidad, el mercado ofrece toda una serie de productos especialmente diseñados para facilitar la lubrificación vulvar y vaginal. El farmacéutico podrá aconsejarle al respecto y, en base a la información recibida, se podrá elegir el más adecuado para cada pareja.

El semen

Se conoce con este nombre al fluido blancuzco que producen los genitales masculinos y que contiene todos los elementos necesarios para la reproducción. Básicamente, se trata de espermatozoides suspendidos en el denominado líquido seminal.

 

La eyaculación, es decir, la emisión del semen, es una función separada del orgasmo. Puede producirse orgasmo sin eyaculación, así como eyaculación sin orgasmo, si bien ambos suelen tener lugar simultáneamente. El orgasmo consiste en la crisis y en el repentino alivio de la tensión sexual, que habitualmente va acompañado de la emisión de semen, pero también puede producirse lo que se llama “orgasmo seco”, es decir, alivio de la tensión sexual sin la emisión eyaculatoria. ¿Existe también la posibilidad de la eyaculación sin la simultánea experimentación del orgasmo? Tal como lo adelantamos, sí, es posible. Se trata de la

llamada “anhedonia eyacuatoria”, es decir, ausencia de placer al eyacular. En otras palabras, es la falta del componente psicofísico del orgasmo en el momento de la emisión de semen. Este es un trastorno no muy frecuente, pero que suele aparece cuando hay depresión psíquica o como secuela de un estrés de cualquier origen.

 

El papel del semen en el Tantra

Para la concepción tántrica del sexo es fundamental no desperdiciar, no malgastar el semen ya que se considera a este fluido corporal fuente de energía y creatividad. Con las eyaculaciones frecuentes el hombre perdería entonces parcialmente ambas capacidades. De ahí, la insistencia y la diversidad de técnicas para controlar la eyaculación que, al igual que el Tao, ofrece el tantrismo. (para ampliar, ver capítulo La cima del placer)

 

Juegos eróticos con el semen

¿Qué juegos eróticos pueden realizarse con el semen? Todos aquellos que la imaginación de los participantes dicten. Se puede usar el fluido como lubricante para masajes eróticos. En estos casos, una posibilidad es producir la descarga seminal sobre los senos o el abdomen femenino para utilizarlo luego en los movimientos manuales sobre esas y otras zonas. También se presta a juegos como el siguiente: practicar una

 

fellatio hasta producir la eyaculación y, de inmediato, ofrecérselo al compañero en un beso cargado de esperma. Asimismo, puede utilizarse como lubricante para practicar sexo anal. Y por supuesto, tragarlo suele constituir para muchos hombres una suerte de prueba de amor por parte de quien comparte su lecho.

 

El gusto y el olor del semen

Es imposible dar una tipificación terminante del gusto y del aroma del semen, ya que ello depende en gran medida de la dieta y otras variables de índole personal del emisor. A pesar de ello, a grandes rasgos puede decirse que el semen se presenta como un líquido ligeramente viscoso, de temperatura un par de grados mayor que a la del cuerpo, de sabor agridulce, con perfume un que en mucho casos recuerdan vagamente a la menta y en otros a distintas savias de plantas frutales menos definidas.

Esto se debe a que uno de los componentes del semen es la fructosa –un azúcar que se encuentra en la fruta– y a la presencia en mayor o menor proporción del ácido ascórbico, siempre presente en los cítricos y otras frutas frescas. Entre otros componentes del semen están la glucosa y algunas proteínas; sin embargo, la ingestión de este fluido difícilmente pueda producir aumento de peso. Para hacerlo habría que ingerir cantidades muy grandes cotidianamente y las ingeridas suelen ser ínfimas como para advertir sus efectos en el metabolismo de una persona.

 

El “semen” femenino

Aún no es mucho lo que se sabe acerca de la eyaculación femenina. En algunas mujeres, además del líquido de lubrificación vaginal, se produce la salida de un fluido a través de la uretra en el momento de la relación sexual, principalmente en el instante de clímax. Esta eyaculación femenina acontece justo cuando sucede el orgasmo y existen mujeres que eyaculan cada vez que experimentan el clímax, otras que rara vez lo hacen y muchas –quizá la mayoría– ni siquiera saben que existe este mecanismo en sus cuerpos. En algunos casos sólo la estimulación del punto G induce al orgasmo eyaculatorio; en otras también la estimulación del clítoris funciona.

Durante mucho tiempo, las mujeres que tenían eyaculación

acudían preocupadas a su médico pensando que sufrían de incontinencia urinaria y muchos doctores, en su ignorancia, recomendaban tratamientos para esta dolencia. Pero el líquido al que nos estamos refiriendo no es orina. Física y químicamente dista mucho de las características urinarias y su salida a través de la uretra, descarta la posibilidad de que se trate únicamente de lubricante vaginal. De acuerdo con el Dr. Gary Schubach, sexólogo certificado por el Colegio Americano de Sexólogos y graduado del Instituto de Estudios Avanzados en Sexología Humana de San Francisco, una de las razones por las que no podría tratarse de orina, es porque "la salida del fluido sólo se produce durante el acto sexual sin necesidad de esfuerzo físico y el aroma de la secreción no cuenta con ese particular olor que posee la orina. La mayoría de las mujeres que eyaculan se dan cuenta de que el color de este fluido no es amarillo, es claro y no huele mal.”

Los besos

El beso en la boca es, frecuentemente, la primera expresión de amor en una pareja y, sin importar qué otra clase de actividades de estimulación erótica se lleven a cabo, besar fue, es y seguirá siendo una de las prácticas eróticas más voluptuosas que un ser humano pueda conocer.

Existe una infinita variedad de besos: con los labios cerrados o abiertos, secos o húmedos, sumamente activos o prácticamente inmóviles, vehementes o por demás tiernos, etcétera.

 

Un buen amante deberá conocer (y practicar) la mayor variedad de besos posibles y también deberá prodigarlos en variadas zonas del cuerpo de su amante (ver capítulo Zonas de placer), ya que si bien la primera expresión de amor, tal como lo referíamos, suele ser un beso en la boca, muchísimas otras zonas del cuerpo pueden ser estimuladas mediante esta práctica.

 

Los primeros besos

Ya dijimos que el beso en la boca suele ser la confirmación de la atracción erótica entre dos personas y, por ende, se constituye en la primera demostración de amor. Usualmente, a ese primer beso le siguen otra serie de ellos, lo que pasa a constituir –por llamarlo de alguna manera– una “primera sesión” de besos. Esta primera sesión es de una importancia capital. Como toda primera impresión resulta trascendental e imborrable y es por esa razón que buena parte de las relaciones que recién comienzan no continúan debido a unos primeros besos no agradables.

Desde el punto de vista tántrico, esta serie de besos constituye el primer intercambio de energía masculina y femenina y es fundamental que se produzca de forma armónica y positiva, de manera tal que estimule la energía Kundalini de ambos miembros de la pareja y, como consecuencia de ello, les genere deseos de continuar y avanzar en la relación erótica.

Es cierto que cada pareja es un par único e irrepetible y no hay al respecto de los primeros besos una fórmula infalible que asegure el éxito.

 

Sin embargo, existe un cierto patrón que puede ayudar. Es el siguiente:

 

Empezar suavemente con los labios cerrados o apenas entreabiertos. No hacerlo con los labios húmedos, la boca abierta o utilizando lalengua.

Relajar los labios pero no hasta el extremo de dejarlosfláccidos.

Mientras se besa a la pareja, tocar suavemente su espalda, sus hombros y susmejillas.

Vivir ese momento como si fuera el primero y el último en que se besarán, esto es: disfrutarlo almáximo.

Luego, pasar a besar las restantes zonas de lacara.

Acto seguido, volver a la boca y, ahora sí, introducir primero levemente la lengua en la boca de la pareja, para hacerlo cada vez más profundamente.

Alternar besos largos con besoscortos.

Ejercicios para besar mejor

La relajación y la flexibilidad en la zona de la boca y los labios resultan fundamentales a la hora de practicar el maravilloso y antiguo arte de besar

 

La relajación de la lengua y los labios permite generar una sensación exquisitamente sensual que resulta imposible de lograr si la zona bucal se encuentra tensa, ya que de esa manera pierde buena parte de su sensibilidad, más allá de que el beso puede terminar pareciéndose más a una lucha entre bocas que a un contacto erótico y sensual.

 

Por otra parte, la flexibilidad otorga mayores posibilidades de contacto, ya que una boca y una lengua flexibles suelen tener una movilidad y una capacidad de tocar puntos diversos que de modo alguno las tendrán si tienden a la rigidez.

 

Pero para tener y mantener una zona bucal ágil y relajada no basta acordarse de ello a la hora del encuentro amoroso, sino que se debe ejecutar una práctica asidua para lograrlo. Algunas maneras de hacerlo son las siguientes:

 

Practicar automasajes en la cara diariamente, especialmente en la zona de los labios y aledaños.

Bostezar, mover y torcer la boca de derecha a izquierda junto al acto de hinchar las mejillas como si se soplara resulta un buen ejercicio para ejercitar loslabios.

Pronunciar alternativamente las letras “O” (llevando los labios tan adelante como se pueda) y la letra “I” (abriendo la boca tanto como sea posible).

Los besos del Tantra

En los textos más antiguos de sexo tántrico se distinguen, básicamente, cinco maneras de besar:

Soplidos: sutil y desconocida técnica para buena parte de los occidentales, se trata de soplar (especialmente la zona del cuello y la boca) a fin de despertar y avivar el deseo de la pareja.

Mordisco de amor: se muerden suavemente los labios y zonas aledañas del amante con delicadeza y pasión.

Beso lingual: suele ser el más frecuente entre personas que tienen intimidad erótica. En él, las lenguas se tocan entre sí y con los labios. Se trata de un tipo de beso que despierta la energía genital de manera casi inmediata.

 

Beso de succión: también muy asiduo entre los amantes, posee dos variantes básicas. En una de ellas, se toma de manera alternativa los labios superior e inferior del compañero y se ejerce succión sobre ellos. La otra opción, consiste en juntar ambas bocas abiertas y succionar la lengua del compañero/a hacia la propia boca.

 

Beso labial: menos “intenso” que los precedentes pero no por eso menos importante, se trata de contactar suavemente los labios.

Los besos del Kama Sutra

 

El Kama Sutra puede considerarse una suerte de “aliado” del sexo tántrico, en tanto y en cuanto sus técnicas sexuales son de gran ayuda a la hora de gozar del propio cuerpo y del cuerpo del amante, tanto durante el maithuna como en las instancias previas. Por supuesto, un componente tan importante del ritual erótico como es el beso, tiene su lugar en este importante texto, que detalla los siguientes tipos de ósculos:

 

Beso nominal: los labios de los amantes se tocan suavemente, sin hacer nada más.

 

Beso palpitante: cuando una joven, dejando un poco de lado su pudor, quiere tocar el labio que oprime su boca. Para lograrlo, mueve su labio inferior, pero no el superior.

 

Beso tocante: cuando una joven toca el labio de su amante con su lengua y, cerrando los ojos, pone sus manos en las de él.

 

Beso directo: sucede cuando los labios de los amantes hacen contacto directo y se rozan mutuamente.

 

Beso inclinado: se produce cuando las cabezas de los amantes están una hacia arriba y otra hacia abajo.

 

Beso giratorio o vuelto: ocurre si el amante tiene sujetada la barbilla de su pareja con la mano y le vuelve la cara para besarla en la boca, mientras mueve suavemente la cabeza de un lado hacia otro.

 

Beso de presión: cuando durante el beso los amantes se presionan fuertemente el labio inferior.

 

Beso grandemente apretado: se practica teniendo el labio inferior entre los dedos y, luego, tras haberlo tocado con la lengua, se lo aprieta muy fuertemente con el labio.

 

Beso del labio inferior: el hombre besa el labio inferior de la mujer y ella, a su vez, besa el labio inferior de él.

 

Beso opresor: cuando uno de los dos toma entre sus labios ambos labios del otro.

 

Combate de lengua: uno de los amantes toca con su lengua los dientes, la lengua y el paladar del otro.

El beso de los besos: el sexo oral

Tal vez, el grado máximo de intimidad y contacto en relación a los besos, sea el sexo oral, cuando la lengua y los labios de uno de los amantes toma contacto con el sexo de su amado. También se lo conoce como

“sexo buco-genital” y posee tres modalidades básicas:

 

Cunnilingus: el hombre besa elyoni.

Fellatio: la mujer tiene contacto bucal con ellingam.

Los amantes practican sexo oral simultáneamente.

Besar el yoni

La erotización bucal o cunnilingus posee una gran eficacia para excitar a la mujer y hacerla gozar. Por lo general, su práctica proporciona un inmenso placer, pero para asegurarse de ello el hombre debe estar constantemente atento a las reacciones que suscita. Si todo va bien, no hay más que continuar con esta práctica pero, si la mujer evidencia signos de bloqueo o se muestra reticente o molesta, lo mejor será detenerse o cambiar de táctica. Por supuesto, el mayor o menor grado de humidificación es una señal por demás importante para saber si la mujer está obteniendo placer.

El principio esencial de este tipo de estimulación es el de adaptarse a la sensibilidad femenina individual. Es sumamente importante, comenzar de manera suave para ir incrementando la fuerza y la vehemencia con el transcurrir del tiempo. Algo muy importante a tener en cuenta: si bien el clítoris es una zona erógena de primer orden, las presiones fuertes aplicadas únicamente sobre él y desde un primer momento, suelen resultar más molestas y dolorosas que placenteras.

 

Una vez que resulta claro y evidente que la mujer se encuentra excitada, la lengua y los labios pueden mostrarse más activos. Una excitación rítmica y regular puede servir de base, pero es recomendable modificar de vez en cuando los movimientos, ya que la monotonía podría terminar por apagar la pasión y el deseo.

 

Si bien el clítoris (tal como lo señalamos ya repetidas veces) es un punto nodal en cuanto a placer y deseo se refiere, será trabajo de cada

 

amante descubrir cuál de las zonas de este órgano de su amada le prodiga a ésta una mayor cuota de placer. En algunas mujeres es la parte más saliente, en otras la cara lateral derecha del capullo, mientras que otro grupo de mujeres goza sin igual cuando se estimula el costado izquierdo del capullo del clítoris.

 

Cuando el clítoris se torna duro y turgente, indica la escalada del deseo femenino y la proximidad del orgasmo.

Algunas formas de cunnilingus

Abrirse paso separando suavemente los labios mayores de la vulva con la nariz de manera tal de permitir que la lengua acaricie elsexo.

Formar círculos lentamente sobre la vulva con la nariz, los labios y labarbilla.

Afirmar los labios de la boca a los de lavulva.

Mordisquear y chupar suavemente elclítoris.

Tomar el clítoris entre loslabios.

Cuando el sexo ya se encuentra muy húmedo, soplar suavemente, sobre la vulva y en la entrada de lavagina.

Formar una “U” con la lengua y propiciar suaves y largas lamidas comenzando en el clítoris y terminando en la entrada de lavagina.

Con la punta de la lengua, lamer lentamente desde el perineo hasta elclítoris.

Endurecer la lengua y jugar con ella a la entrada de lavagina.

También con la lengua dura, introducirla en el canal vaginal lo más profundo que sea posible.

Alternar presiones circulares de la lengua sobre el clítoris con suaves succiones en el mismo órgano y con introducciones de la totalidad del clítoris en laboca.

Besar el lingam

Buena parte del arte de la mujer que practica el sexo oral a un hombre consiste en no hacer notar sus dientes. En un primer momento, lo más conveniente será sostener el miembro con la mano y limitarse a acariciarlo sin establecer contacto oral. En caso de que el lingam aún no se encuentre erecto, este rozamiento bastará para su activación. Si la erección tarde en producirse o no resulta del todo vigorosa, la mujer procederá a presionar ambos lados del órgano con los labios, sin que se produzca un contacto directo con el glande. Al cabo de unas cuantas maniobras de este tipo, se introducirá el glande y una pequeña parte del falo en la boca, donde se podrá succionarlo, lamerlo y aspirarlo. Es importante tener en cuenta que es conveniente realizar intervalos a fin de evitar que esta exquisita práctica bucal desencadene una eyaculación intempestiva.

Algunas formas de fellatio

Formar una “O” con los labios, colocarlos cuidadosamente sobre la punta del lingam y mover la cabeza en círculosdiminutos.

Permitir que el glande se deslice completamente en la boca y presionar el tronco firmemente entre loslabios.

Colocar los labios ajustados al tronco y recorrerlo, primero de un lado y después deotro.

Tomar suavemente con los labios la punta del lingam, con giros rápidos, besándolo de manera tierna y tirando hacia atrás de supiel.

Formar un círculo con los labios y besar el lingam a lo largo de toda su longitud, succionando y besando al mismotiempo.

Aletear con la lengua por todo el pene, terminando en el extremo, golpeando con ella repetidas veces sobre elglande.

Permitir que el miembro viril penetre en la boca tan profundamente como seaposible.

La penetración

Si bien no existe una “receta” para estas lides, varios textos tántricos aconsejan lo siguiente:

 

Cuando el hombre introduzca su lingam en el yoni, debe hacerlo con voluptuosidad y manejando sabiamente los movimientos de las embestidas. El impulso hacia delante comporta diversas intensidades y distintas profundidades, por lo cual, realizar cualquier tipo de empuje sin ton ni son no revela sino una profunda ignorancia de las artesamatorias.

Conviene comenzar con un pequeño envión de manera tal que se introduzca únicamente el glande, y repetir este movimiento con frecuencia, suavemente y a distintosintervalos.

Cuando el yoni se humedezca más y la mujer evidencie signos de que su excitación va en aumento (ver capítulo ), el lingam se hundirá más profundamente, alternando los envites suaves y lentos con embestidas másbruscas.

Antes de continuar con una penetración más profunda, el hombre tomará su lingam con la mano y lo hará girar en torno al orificio delyoni.

Tras esos movimientos circulares, es conveniente que el hombre se tome un descanso a fin de retardar la eyaculación para, luego, reiniciar las penetraciones combinando los envites lentos con otros más bruscos y rápidos, siempre evitando llegar hasta el fondo del yoni de sucompañera.

A continuación, se sucederá otro período intermedio durante el cual el varón puede realizar una serie de movimientos circulares en torno al orificio de entrada y frotar su lingam en las partes superior e inferior del yoni. Deberá evitar que el miembro penetre más allá del glande y ejercer presiones externas y bastante acentuadas sobre la regiónlateral.

A lo largo de todo ello, es fundamental que la pareja se bese profundamente.

Acto seguido, ahora sí, el hombre realizará embestidas directas y de profundidad máxima, pero con salidas episódicas de su lingam cuando sienta la mínima posibilidad deeyacular.

Los signos del camino hacia el orgasmno

Los sexólogos modernos han dividido este camino (tanto para la mujer como para el hombre) en cuatro fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Es importante tener en cuenta que se trata de una división en cierta medida “teórica” y poco rígida, ya que no es del todo probable que la persona advierta el desarrollo de cada etapa individual en su cuerpo.

Además, la cantidad de tiempo que la persona está en cada fase (e, incluso, el orden) puede variar y la manera en la cual cada individuo experimenta cada etapa es personal e, incluso, esto cambia dependiendo de su estado de ánimo y de con quien esté.

 

Pero, aproximada y seguramente, los signos femeninos de cada una de las fases son los siguientes:

 

Fase de excitación:

Comienza la lubricaciónvaginal.

Se expande la zona interna de lavagina.

El útero y el cérvix se levantan haciaarriba.

Los labios mayores se aplastan y seseparan.

Los labios menores seagrandan.

El clítoris aumenta detamaño.

Los pezones pueden volverse erectos como resultado de contraccionesmusculares.
Los senos aumentan su tamaño

Secretos orientales para mejorar el orgasmo

Tal como lo aclaramos al principio de este capítulo, el orgasmo se desencadena por la contracción refleja de los músculos genitales. Y, al igual que cualquier músculo del cuerpo o conjunto de ellos, éstos pueden ejercitarse y fortalecerse para mejorar su función, esto es, para optimizar el orgasmo. Y, como el sexo tántrico predica que la eyaculación masculina debe espaciarse lo más posible, también aporta los elementos para que cuando ésta se produzca no sea una mera descarga de líquido seminal sino toda una suerte de acontecimiento erótico por demás placentero.

 

A continuación presentamos una serie de ejercicios que tienen como misión mejorar el orgasmo masculino y femenino:

 

Focalizar la atención y la concentración en los músculos pélvicos. Contraer los glúteos, simular que se tiene deseos de orinar y contener sus ganas apretando los músculos de la pelvis, de modo tal de impedir que salga el imaginario chorro demicción.

Tres veces por día, contraer unas quince veces los músculos pélvicos.

Al orinar, interrumpir el chorro cuantas veces le sea posible. Ejercicio exclusivamente para el hombre

La rigidez del lingam puede aumentarse colocando una tela, habitualmente una toalla, sobre el miembro en erección. La duración de este ejercicio y la cantidad de peso soportado debe ser aumentado progresivamente sin, por supuesto, llegar a cometer imprudencias.

MasajistasTop.com sólo brinda espacio publicitario. No forma parte ni se responsabiliza por la calidad de los servicios ofrecidos

© 2015 by Msajistas Top. Todos los derechos reservados www.masajistastop.com

masajistas, masajista, masaje,masajes, terapéuticos, masajistas profesionales, masajistas femeninas, masajistas masculinos, masajistas vip, sedativos, masaje tailandés, sensitivos, prostatico, tantrico, descontracturantes, circulatorio, massage, area buenos aires, argentina masajes, mujeres masajistas, masajistas argentina, spa, masajistas terapeutas, tantra, masoterapeutas, reflexologia, reiki, drenaje linfático, masoterapia, piedras calientes, ventosas chinas, ayurveda, dígito-presión, sueco, vertebral, neotántrico, tantra, shiatsu, hindú, tui-na, quiropraxia, Bioenergético, estética, reductores, digitopuntura, mamual profundo, masaje erótico, masaje con final feliz - angeles masajes - todas las terapias en el centro del foco del dolor - masajistas top tu página web con años de experiencia - todas las técnicas e información en una sola web - angeles el nombre mas usado - masaje facial manual - el yoga esta clasificado y ayuda todo lo muscular, el cansancio y mejorar el estilo de vida - nuestros tratamientos son para dar el mejor servicio para el hombre y la mujer - angeles massage - masajistas premium - todo masajes - tratamientos musculares para el hombre - body massage - todomasajes - en un espacio de relax - tratamientos con menos dolor para tu mejor bienestar - lomi lomi - angeles bonita masajista realiza un buen masaje corporal para el hombre con excelentes beneficios - la página con mas información y años junto a vos - aliviar la tensión muscular y cualquier dolor que te aqueje - centro angeles - massage therapy - terapia de masajes - stress relief - relief stress - el alivio del estrés - sistema nervioso - deep tissue - tejido profundo - massage body - partes del cuerpo - relajante masaje - técnica masaje - suaves y fuertes - masaje descontracturante - este masaje - para tu cuerpo y bienestar - masajistastop este sitio web - angeles angeles - muscular y oseo - tensión acumulada - tono muscular - erotic massage buenos aires - paginas de masajes - masajes eroticos capital federal - masajistas terapeuticas area - masajes eroticos argentina - baires masajes - relaxing massage relax - masaje deportivo - reductores - masajes con piedras - masajes a domicilio - masajes abdominales

novedades x email_pink.png
Masaje Tántrico

Los puntos eróticos de la digitopuntura