MASAJE CON PIEDRAS CALIENTES

Masajistas Masajes Tantrico Shiatsu Tailandes Lomi Lomi Reflexologia

El Masaje con Piedras Calientes es un excelente complemento para el masaje sedativo o descontracturante

Como realizar un Masaje con Piedras Calientes

Las piedras calientes son un excelente complemento para los masajes sedativos o descontracturantes. Pueden utilizarse con métodos de precalentamiento de los tejidos antes de un trabajo fuerte o como método de alivio muscular y relajación profunda. Debido a su alto poder relajante siempre es recomendable combinarlo con masajes sedativos relajantes.

Este masaje será muy beneficioso en caso de:

– Altos niveles de estrés y tensión.
– Contracturas extensas con inflamación de los tejidos (como primera sesión para aliviar las primeras capas antes de un trabajo fuerte a partr de la segunda sesión).
– Persona mayor que no está en condiciones de recibir un masaje fuerte.

Dinámica del masaje

La utilización de las piedras será de complemento e introducción a un masaje corporal completo tradicional.
Hay diferentes maneras de complementar con piedras y aquí se dictarán solo algunas.

– Primeramente, con el paciente boca abajo colocamos las piedras a lo largo de la cloumna, acumulando 3 o 4 en la zona lumbar y una en cada palma de la mano.
Es importante que las piedras estén calientes para que se prolongue el calor por más tiempo, por lo que ubicaremos una toalla o tela sobre la espalda del paciente antes de distribuirlas, para evitar que lleguen a quemar.
– Mientras el calor de las piedras hace efecto realizaremos masajes en las piernas.
Puede ser un masaje tradicional o podemos usar 2 piedras tibias para realizar algunas maniobras cirulantes y ascendentes.
No se utilizan piedras demasiado calientes para evitar dilatar demasiado los vasos capilares de las piernas que pueden presentar fragilidad.
Una vez concluido el asaje de piernas retiramos las piedras de la espalda y procederemos con los deslizamientos.
Los deslizamientos se realizan de forma simétrica abarcando de forma generalizada todos los músculos de la espalda.

Intercalar las Piedras

Es importante intercalar las piedras y comenzar cada cambio apoyando suavemente para evitar quemaduras.
Una vez concluidos los deslizamientos con las piedras procederemos a las maniobras de masajes habituales.
Cuando terminamos con el paciente boca a bajo pasamos a colocar las piedras con el paciente boca arriba, en el pecho y el estómago. Mientras las piedras actúan se realizan masajes en las piernas, brazos, cervicales y capilares.
Se puede trabajar todas las zonas o sólo algunas dependiendo de la duración que decida darle al masaje.
Es muy importante secar cada zona que termino de trabajar debido a que el agua que quede en la piel se enfriará y causará el efecto opuesto.
Las piedras utilizadas pueden ser de río, redondas parafinadas, pulidas o esmaltadas, o piedras basálticas (negras volcánicas) de diferentes tamaños, con bordes redondeados.

Piedras Frías

Las piedras frías son muy recomendables para zonas inflamadas o afiebradas de tejido.
También se estimulará la constricción de los vasos capilares estimulando la circulación.
Son particularmente recomendables en piernas y rostro.
Éste masaje será muy beneficioso en caso de:
– Rosácea
– Brotes dermatológicos
– várices o arañitas
– Piernas cansadas o inflamadas
En caso de las piernas los movimientos serán similares a los de las piedras calientes.
Para el rostro simplemente abarcaremos con movimientos circulares toda la superficie.
Como material vehicular se usará gel neutro, máscara descongestiva o cualquier otro producto de preferencia gelificado.
La calidad del producto que utilice como vehículo petenciará los beneficios del tratamiento.

El masaje con piedras calientes es un masaje de especialidad donde el terapeuta usa piedras lisas y calientes como una extensión de sus propias manos o colocándolas en el cuerpo.
El calor puede ser profundamente relajante y ayudar a calentar los músculos apretados para que el terapeuta pueda trabajar más profundamente y más rápidamente.

Con éste masaje no sólo te va a quitar los dolores físicos sino que también los emocionales.
Las piedras de río o de volcán son ideales para terapia de pacientes con fibromialgia, dolores musculares y problemas de circulación.

Este tipo de terapia está especialmente recomendada en aquellos casos de problemas nerviosos como el estrés, la ansiedad o el insomnio, para los problemas circulatorios, y para aliviar los dolores musculares y articulares, así como en los tratamientos de belleza.

BENEFICIOS

– Proporciona alivio del dolor asociado con fibromialgia, artritis, síndrome del túnel carpiano y otras enfermedades crónicas
– Disminuye el dolor y los espasmos musculares
– Reduce el estrés y la tensión crónica
– Aumenta la flexibilidad de las articulaciones, facilitando la movilidad  y el movimiento.
– Alivia el dolor y la tensión creada por los músculos tensos y contraídos

Vení a ser parte del Staff de

MasajistasTop.com

error: Contenido Exclusivo de MASAJISTAS TOP